top of page

Estados Unidos y Polonia, los impulsores del crecimiento de las exportaciones de moda española


El sector textil-confección puede definirse como heterogéneo y diverso, ya que en él pueden diferenciarse tres ámbitos: el propio sector textil, el proceso de confección y el proceso de distribución comercial, el cual finaliza con la compra de los artículos textiles por parte de los consumidores finales. Estos artículos pueden definirse desde una doble perspectiva: como bienes de primera necesidad, todo individuo necesita disponer de prendas para vestirse; o como bienes de lujo, cuando se trata del sector de la moda y las prendas de alta costura.



En 2009, el sector contaba a nivel mundial con más de 1,5 millones de empleados en sus más de 160.000 empresas, con un volumen de negocio de 162.000 millones de euros, y se espera que su consumo aumente hasta en un 63% de aquí a 2030.


En 2009, el sector textil contaba con un volumen de negocio de 162.000 millones de euros y se prevee que aumente el consumo en un 63% para el 2030




Europa siempre ha sido, y quiere seguir siendo, un foco importante para este sector a través de la creación de marcas innovadoras, la creatividad, el saber hacer y los productos de calidad. Hasta el año 2018 la industria textil europea mostraba una tendencia constante de crecimiento, pero en 2019 esto cambió y el crecimiento comenzó a caer, hasta llegar a niveles negativos en el año 2020 tras el estallido de la pandemia. Debido a la situación sanitaria provocada por la aparición del Covid-19, se desencadenó una crisis de aprovisionamiento, los costes logísticos y los plazos de entrega crecieron exponencialmente, a causa de las medidas aprobadas por los gobiernos para frenar la escalada de contagios a nivel mundial. Esta crisis sigue presente y afectando al sector textil-confección a día de hoy, pero los indicadores de crecimiento del sector han conseguido volver poco a poco a los valores positivos. En septiembre de 2021, el Índice de Producción Industrial (IPI) de textil, ropa y cuero se incrementó en un 3,8% con respecto al mismo mes en 2020, y en octubre de 2021 la tendencia continuó y el IPI del sector creció en un 2,8%.



El sector textil y de la confección es, por el empleo que genera y el valor añadido que representa, uno de los sectores industriales más importantes de nuestro país. Gracias a las más de 20.000 empresas dedicadas a la moda, el textil y el calzado en España, las cuales representan actualmente un 2,4% del PIB español, el país disputa actualmente el liderazgo europeo en el sector a gigantes tradicionales como Italia o Alemania.


El sector textil representó el 2,4% del PIB español en 2020




A pesar de estos datos positivos, el sector afronta a día de hoy un periodo de gran incertidumbre. La crisis financiera que comenzó en 2008 afectó en gran medida al sector del textil y la moda, ya que este está altamente vinculado con la capacidad de consumo de la sociedad. Tras los primeros años de crisis, cuando parecía que la industria comenzaba a recuperarse y los números volvían a crecer, aunque a poca velocidad, la pandemia del Covid-19 apareció y dio un duro golpe. El sector perdió, en tan solo un año, cuatro décimas en su contribución al PIB, que pasó del 2,8% en 2019 al 2,4% en 2020. Pero, no nos podemos centrar simplemente en estos datos negativos, ya que a pesar de todas las dificultades, el sector ha demostrado una gran adaptabilidad y, el español está volviendo a recuperar su protagonismo en Europa. Las exportaciones han recuperado niveles previos a la pandemia. En 2021, las ventas al exterior, incluyendo prendas de vestir, textiles, calzado, complementos, joyería y bisutería, registraron un incremento de más del 4% frente a 2019. Respecto a 2020, las exportaciones del sector superaron los 27.000 millones de euros, creciendo en un 27,6%. Estados Unidos y Polonia han sido los grandes impulsores del crecimiento de las exportaciones de moda española en el primer trimestre de 2021.


Para afrontar la actual situación del sector en España, se ha creado un observatorio formado por los principales organismos y actores del sector textil español, el cual está dando forma a un proyecto integral de transformación del sector basado en la digitalización y la sostenibilidad. Para ello, se trabajará en la búsqueda de soluciones tecnológicas para él, la trazabilidad sectorial a nivel nacional y la adopción de procesos productivos más limpios y eficientes. Los consumidores demandan una actuación respetuosa con el planeta, y el sector ya está trabajando en ello.


Los consumidores demandan una actuación respetuosa con el planeta y el sector ya está trabajando en ello



Kommentare


¿Estás interesado en encontrar importadores? Descubre cómo xNova International puede ayudarte. Leer mas