top of page

Evolución y oportunidades de las exportaciones de aceite de oliva en Latinoamérica

El aceite de oliva supone un pilar esencial en la industria alimentaria española. En cuanto a producción, nuestro país abarca el 70% de la producción de la UE y casi el 50 % de la producción mundial. Con respecto a comercio internacional, España ha liderado en 2021 las exportaciones de aceite de oliva al mercado exterior, además de suponer el tercer producto agroalimentario más exportado de nuestro país, por detrás de la carne de cerdo y los cítricos. Le siguen Italia, Portugal, Grecia y Túnez como principales competidores.


Según el Boletín de Comercio Exterior de aceite de oliva de la campaña 2021/22 realizado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el valor de las exportaciones internacionales españolas de aceite de oliva fue de 3.451 millones de USD en total, un 25% superior a la campaña anterior. Si hablamos de volumen, fueron 1.080.107 las toneladas exportadas en esta campaña, suponiendo una reducción de un 1%. Si bien es cierto que el volumen exportado ha sido menor, el valor de las ventas ha aumentado debido al incremento de precios. Dicho incremento es causa de varios factores: sequías entre finales de 2021 y principios de 2022 y aumento de costes de extracción y de energía, entre otros.


Como principales destinos de las exportaciones españolas, Italia, Estados Unidos y Portugal lideran el podio. En cuanto al mercado latinoamericano, Brasil, Colombia y México ocupan las posiciones 11, 12 y 15 respectivamente en el ranking. Aunque Latinoamérica no supone el principal destino del mundo donde va nuestro oro líquido, conviene resaltar varios casos de éxito y buena acogida del producto en diferentes países, así como oportunidades y perspectivas positivas.


El mercado latinoamericano más representativo es el de Brasil. Durante el período comprendido entre los meses de octubre 2021 y septiembre 2022, el valor de las exportaciones a este país fue de 88,28 millones de USD. En cuanto a la procedencia de las exportaciones de aceite de oliva, Portugal es el principal proveedor, con una cuota de mercado en torno a un 66%. España se encuentra en segundo lugar, con alrededor de 16%.

Destaca el caso de Andalucía que, durante los primeros seis meses de 2022, alcanzó un valor en ventas de 20 millones de USD. Extenda, empresa andaluza de promoción exterior, indica que se espera un crecimiento anual del 9,8% del año 2021 al 2025 en este mercado, debido a que en Brasil cada vez se consume y se valora más el aceite de oliva, caracterizado por los beneficios que aporta a la salud. En adición a esto, con objetivo de aprovechar las oportunidades de negocio del mercado brasileño, este organismo público arrancó en septiembre la nueva misión comercial a Brasil, que contó con la participación de firmas como Aires de Jaén y Migasa.


Marcas españolas que exportan a Brasil


En segundo lugar, México también augura un futuro prometedor para el aceite de oliva español. En el país azteca España es líder en ventas, con una media de cuota de mercado del 87% tanto en valor como en volumen, según un estudio realizado por el ICEX. El cambio de hábitos hacia un consumo más saludable ha llevado a un aumento de ventas en este país de un 84% entre 2019 y 2021. El año pasado, las ventas de este producto a México tuvieron un valor cercano a 84,2 millones de USD y 21.322 toneladas. Esto significa que un 91,09% de las importaciones a este país provinieron de España.


Sin duda, México es un país donde se debe seguir aprovechando el éxito del aceite de oliva. La imagen que tienen los mexicanos de nuestro producto es de un bien de alta calidad, goza de gran prestigio y está introducido en todos los canales de distribución alimentaria.


El tercer mercado más importante es Colombia. España es el principal proveedor de este país, con una valoración de las exportaciones de aproximadamente 38,1 millones de USD el año 2021, un 34,6% más que el año anterior. En cuanto a volumen, fueron 8.484 toneladas de aceite de oliva las transportadas a Colombia. Este mercado se caracteriza por tener un consumidor que valora este producto como gourmet. Un estudio de comportamiento de la demanda realizado por Juan Vilar, analista oleícola internacional, apunta que de las variedades más consumidas destacan el aceite de oliva con un 37% y el aceite de oliva Virgen extra con un 34%.



En la siguiente posición está Ecuador, con exportaciones españolas de aceite de oliva por un valor 4,8 millones de USD en 2020 y 7,6 millones de USD en 2021. Como último país tenemos a Perú, donde pasó de 3,3 millones de USD a 3,4 millones de USD de 2020 a 2021. En ambos mercados se ha experimentado un incremento de ventas y la demanda de aceite de oliva español crece, por lo que se debe aprovechar la buena acogida del producto en los próximos años.


La firma del acuerdo UE-Mercosur, el cual incluye el comercio de la Unión Europea con Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, presenta una de las mayores ventajas para que el aceite de oliva español pueda competir contra el resto de exportadores. Con la reducción o incluso eliminación de los aranceles, España será capaz de competir en calidad y en precio con grandes jugadores de este mercado como Italia, Grecia o Portugal.



Redactado por Manuel Alcocer Álvarez

Comments


¿Estás interesado en encontrar importadores? Descubre cómo xNova International puede ayudarte. Leer mas